Etiquetas

, ,

La pasada primavera Comunicación Profesional cumplió 13 años. Una empresa todavía joven pero ya asentada en un mercado cada vez  más activo y cambiante. Si bien la llegada de la informática y posteriormente de Internet fue anterior, la irrupción del universo 2.0 con sus redes sociales se introdujo en nuestro mundo cuando ya llevábamos tiempo navegando.

Tuvimos que convertir el problema en oportunidad. Una vez más, y ya viene siendo habitual, o nos reconvertíamos…o moríamos. Así de sencillo. Las redes sociales Icono comunicaciónno son un fenómeno pasajero que pueda ir por una carretera de servicio, junto a la autopista de la comunicación. Aunque también era cierto que no podíamos abandonar el mundo 1.0: Primero porque lo “físico” va a perdurar e incluso a convivir con lo “intangible”. Segundo porque debíamos adaptarnos, variar ligeramente nuestro rumbo, pero no girar 180 grados.

Por ello, Comunicación Profesional ya lleva tiempo dando pasos prudentes, pero firmes en este mundo y ahora le llega el turno al Blog. ¿Por qué?, muy sencillo porque somos una empresa de comunicación del siglo XXI que quiere utilizar las herramientas de comunicación del siglo en el que vive. Y porque quiere hablar…y quiere ser escuchada,  y escuchar …y tomar nota.

No pretendemos descubrir ningún Mediterráneo digital, ni siquiera ser profetas de la Comunicación, simplemente pretendemos compartir nuestros valores, conocimientos y experiencias. Los de una comunicación empresarial que queremos, en eso llevamos trece años, profesionalizar de tal manera que el cliente nos vea como una herramienta esencial en su gestión.

Las redes sociales son hoy un nuevo canal que abre insospechadas puertas a un futuro prometedor. La comunicación cambia, evoluciona a un ritmo acelerado. Y nosotros, todo el equipo de Comunicación Profesional, sabemos muy bien quiénes somos y cuál ha de ser nuestro papel. Y por ahora, es el de una transición constante pero decidida desde el 1.0, al que no abandonaremos, hacia el 2.0, en el que nos adentraremos. Ya lo estamos haciendo.